Síguenos en Facebook Síguenos en Youtube Suscribete y recibe toda la información de nuestra comunidad


Nosotros



Somos una comunidad que forma parte de la Iglesia de Dios, pues hemos sido perdonados, restaurados y justificados al haber depositado nuestra fe en la sangre preciosa de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, derramada en la cruz del Calvario por nuestros pecados.

Somos un grupo de creyentes cristianos evangélicos, que han decidido vivir la realidad del Evangelio de Dios a través del discipulado enseñado por Jesucristo, dando testimonio de una transformación de vida que marque e influencie a otros.

Nos anima y entusiasma el compartir con otros la realidad de la presencia de Dios en nuestras vidas, a través de su Espíritu Santo, que nos ha traído paz, gozo, amor por nuestro prójimo, paciencia, mansedumbre, dominio propio, fidelidad y bondad.

No podemos dejar de decir lo que hemos visto y vivido. La experiencia con Cristo nos ha sobrepasado y queremos que muchos, muchísimos más, vengan al conocimiento de Él para hacerle Señor de sus vidas, como lo hemos hecho nosotros. Por ello nos esforzamos en darlo a conocer a toda criatura, tratando de llegar a todo lugar, desde el más cercano al más lejano, de modo que lo conozcan, lo amen, lo adoren y le sirvan.

Nos hemos “jugado” por expresar desde nosotros el amor de Dios al prójimo, como la única fuerza capaz de detener la lógica de la violencia de éste tiempo, pues hemos hecho nuestra la enseñanza de Jesús quién dijo:

“Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros” (Juan 13. 34, 35).

Hemos entendido que hemos sido llamados por Dios para conformar una comunidad sanadora que ame, acoja, consuele, restaure y acompañe a los quebrantados, necesitados, rechazados y discriminados de nuestra sociedad, pues creemos que no hay otra institución, organización, empresa, etc. en el mundo, que tenga la presencia de Dios como la Iglesia, a través del Espíritu Santo en la vida de los creyentes.

Pertenecemos a la Corporación Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, y nos identificamos como la Iglesia Alianza Cordillera de Las Condes.